miércoles, marzo 07, 2012

Ilustrar textos de otros


Para mi significó un reto ilustrar las rimas de Rafael Pombo (reconocido poeta colombiano del siglo XIX), al empezar el trabajo no me agradó mucho la idea de ilustrar un texto que ha sido interpretado tantas veces y de tantas maneras, lo pensé bastante antes de decidirme a hacerlo ya que mis intereses van por el camino de la autoría y la creación de mis propios libros, pero me pareció interesante ilustrar un texto que es cercano a mi y en especial a mi infancia, y además el hecho de poder proponer una estética y unos personajes diferentes a los que había visto en la mayoría de versiones anteriores, la editora me dio un poco de libertad para interpretar a mi gusto y con el estilo y técnica que quisiera, así que aproveché para experimentar con el papel recortado y jugar con las composiciones y una gama reducida de color, cosas que no había hecho antes para una publicación.

Hay autores y libros que marcan épocas y que con el pasar del tiempo son publicados muchas veces y con diversas interpretaciones, me parece muy bueno cuando un libro trasciende los limites del tiempo y es leído por múltiples generaciones, aunque también me parece necesario por parte de las editoriales dar cabida a nuevas propuestas (sin querer decir que no lo hagan), pero al haber libros exitosos y reconocidos y al tener los derechos de autor libres por tratarse de derechos universales por fallecimiento del autor, es más fácil y comercialmente rentable decidirse por los libros conocidos, por supuesto esto depende de cada editorial y de sus formas de trabajo.

Creo que los textos que tome un ilustrador deben interesarle y de uno u otro modo ser cercanos a sus gustos y vivencias, aun así le apuesto un poco más al trabajo de creación personal y el de coautoría conociendo y trabajando a la par con el escritor, el editor y el equipo creativo necesario.

Recomiendo artículo de Yolanda Reyes en el periódico El tiempo. 




Ilustración de la pobre viejecita, para el libro compilatorio de cuentos de Pombo de la editorial SM, 2012.



2 comentarios:

Naturali dijo...

Qué cosas más lindas....

Dipacho dijo...

:)